LaFerrari

Menú

Arquitectura

La arquitectura de LaFerrari representa la cima de la innovación incluso tomando como referencia los legendarios estandares de Ferrari. El objetivo era incrementar la eficiencia aerodinámica, alcanzando una distribución ideal de pesos, bajando el centro de gravedad del coche la máximo posible, y lo más importante de todo, integrando el conjunto a la perfección con el sistema híbrido. Todo ello y mucho más ha sido logrado sin afectar el espacio de cabina, su comfort o accesibilidad.

  • The centre of gravity was lowered by 35 mm
  • 59% weight to the rear

En comparación con la última serie limitada especial, la carrocería es más estrecha y baja con el objetivo de conseguir la máxima eficiencia aerodinámica. El centro de gravedad ha sido rebajado en 35 mm al rediseñar la configuración e integración de los principales componentes y el interfaz hombre-máquina, traduciéndose en una superior maniobrabilidad y respuesta en la conducción. La revisión completa de la distribución de pesos significa que las masas están ahora dentro de la batalla, garantizando a LaFerrari un momento de inercia polar bajo, excelente estabilidad y sujección en cualquier tipo de condición con el 59 por ciento del peso descansando en la parte trasera del coche.

  • the cross between sports car and F1 single seater
  • Individual settings for pedal box and the steering wheel

Uno de los mayores desafíos a la hora de diseñar el LaFerrari fue la integración del sistema híbrido. Pese a contar con la misma batalla y longitud total máxima que con el Enzo, el La Ferrari incorpora tanto el sistema híbrido como el cambio de doble-embrague F1 además de los sistemas de refrigeración. En otras palabras, gracias a un extremadamente meticuloso e ingenioso trabajo de diseño e ingeniería, el tren de rodaje de dos coches ha sido intelegentemente integrado en el mismo espacio que previamente ocupaba uno.

Inspirándose en la posición de conducción ergonómicamente eficiente de los Formula 1 en la que el conductor se situa lo más bajo y reclinado posible en el coche, la cabina del LaFerrari ofrece una mayor inclinación de tronco, piernas y brazos del conductor. Por esto último el LaFerrari se erige como punto de equilibrio entre un coche deportivo y un monoplaza de Formula 1. Esto se logró al integrar en el chasis un asiento anclado, hecho a medida y más bajo con el objetivo de mejorar la sensibilidad del conductor sobre el comportamiento dinámico del vehículo.

Los pedales son ajustables para asegurar que las piernas del conductor están en el ángulo correcto que permita un absoluto control preciso sobre freno y acelerador. Igualmente el nuevo y más pequeño volante es ajustable en inclinación y altura. Gracias al diseño del chasis y la apertura de puerta, tanto el acceso al interior como la salida del vehículo son más fáciles sin que ello afecte negativamente al espacio de la cabina.

All various functions are integrate on the wheel